Cigarette electronique poumons 1280x720

CÁNCER DE PULMÓN: TRATAMIENTOS NATURALES QUE ENFRENTAN TRATAMIENTOS MÉDICOS

  • Por jona
  • El 26/06/2020 a las 18:16
  • 0 comentario


¿Qué es el cáncer de pulmón?
El cáncer de pulmón es una condición en la cual las células crecen sin control en los pulmones (un órgano que trabaja para distribuir oxígeno a la sangre cuando se inhala y para eliminar el dióxido de carbono cuando se exhala). La mayoría de los síntomas del cáncer de pulmón ocurren en los pulmones, pero también pueden tener otros síntomas en el cuerpo. Esto se debe a que el cáncer se propaga a otras partes del cuerpo. La gravedad de los síntomas también es diferente. Algunos incluso pueden no tener síntomas o simplemente sentirse cansados ​​en general.

Tratamiento a base de hierbas naturales

Aquí le ofrecemos una mezcla de semillas, raíces y corteza de África que ayudan a prevenir y curar el cáncer (cáncer de mama, cáncer de la fe, cáncer de próstata, cáncer de tiroides, cáncer cervical útero, cáncer de riñón, cáncer de pulmón) y enfermedad cardiovascular. Estas plantas son muy poco conocidas por los científicos y tienen cualidades extraordinarias contra el cáncer. Su uso contra el cáncer es mucho más efectivo que la quimioterapia. Rica en antioxidantes y oligoelementos, nuestras plantas para curar el cáncer retrasan el desarrollo de las células cancerosas gracias a un pigmento que contienen, la ficocianina. El extracto de la raíz mata las células de forma muy selectiva. Las células sanas no se matan, mientras que las células cancerosas se matan. Nuestro tratamiento natural mata el cáncer de forma completamente natural sin náuseas, pérdida de peso o pérdida de cabello, al tiempo que protege el sistema inmunológico.

Para descubrir nuestro remedio natural para el cáncer de pulmón, haga clic en la siguiente imagen.

RACINE POUR GUERIR DU CANCER. Voici de plantes guérir du cancer

Tel / Whatsapp: +22960483534

 

Tratamiento médico


Existen tres tipos principales de tratamiento para el cáncer de pulmón: cirugía, radioterapia y tratamientos sistémicos (o generales) como quimioterapia, terapias dirigidas o inmunoterapia. Estas opciones de tratamiento se pueden usar solas o en combinación. El manejo del cáncer de pulmón avanzado se ha transformado en los últimos años por la personalización de los tratamientos.

 

Cirugía

IA para mejorar la seguridad en cirugía de los pacientes - Ikusi

La cirugía, cuando es posible, sigue siendo el tratamiento primario para el cáncer de pulmón. Su objetivo es extirpar todo el tumor. Para lograr esto, los cirujanos extirpan los lóbulos afectados (lobectomía, bilobectomía) o todo el pulmón (neumumectomía). A veces es necesario trabajar también en estructuras vecinas (extracción de una costilla, un vaso sanguíneo grande, por ejemplo). La cirugía también puede ser "mínimamente invasiva": a través de pequeñas incisiones, el cirujano introduce una cámara y herramientas miniaturizadas que le permiten visualizar el tumor y realizar la operación mientras limita el impacto en todo el tejido circundante.

Durante el procedimiento, los ganglios linfáticos alrededor del tumor se extirpan sistemáticamente. Su análisis revela si contienen células cancerosas. De hecho, la presencia de estas células en los ganglios linfáticos indica que la enfermedad ha comenzado a extenderse. Esta información es invaluable para los médicos que luego pueden decidir sobre cualquier tratamiento adicional que se administrará al paciente después de la cirugía. El tratamiento quirúrgico puede causar efectos secundarios: dolor de cicatriz, insuficiencia respiratoria (falta de aliento persistente), infecciones pulmonares (neumonía), pleuresía (presencia de líquido en la cavidad torácica), complicaciones generales (fatiga, problemas cardíacos, cambios voz ...), etc. El equipo médico está ahí para informar sobre la aparición de estas complicaciones y para asesorar sobre formas de prevenirlas y aliviarlas: por ejemplo, será aconsejable no exponer la cicatriz al sol, se pueden recetar medicamentos para el dolor. así como sesiones de rehabilitación que le permiten aprender a controlar su respiración y recuperar una mejor respiración. En algunos tumores de pulmón, los pacientes pueden beneficiarse de técnicas de ablación menos invasivas que la cirugía. Estos son llevados a cabo por equipos especializados y con experiencia. Puede ser una radiofrecuencia ablativa (o termoablación) que consiste en introducir un electrodo al nivel del tumor que emite un calor que destruye las células cancerosas. La crioterapia, que se basa en el mismo principio, excepto que la aguja en contacto con el tumor está a muy baja temperatura, se está probando actualmente en Francia.

Radioterapia
Piel y radioterapia | blog COFM

La radioterapia implica exponer el tumor a rayos de alta energía que destruyen las células cancerosas. Es un tratamiento locorregional que se puede usar solo o en combinación con otros tratamientos. La irradiación es generalmente ligera pero diaria, practicada durante dos a ocho semanas.

Si la irradiación en sí misma es muy corta, cada sesión dura aproximadamente 15 minutos, incluido el tiempo de instalación e identificación. La radioterapia conformada es la técnica de radioterapia más común para tratar el cáncer de pulmón. Permite hacer coincidir la forma del haz de radiación lo más cerca posible del volumen del tumor. Los tejidos circundantes, el pulmón sano y el esófago, se conservan relativamente. La radioterapia en condiciones estereotáxicas se ha convertido en la técnica estándar para tumores pequeños o metástasis cerebrales de cánceres de pulmón avanzados. Se trata de pacientes que no pueden ser operados debido a una función respiratoria insuficiente y aquellos para quienes la enfermedad, aunque bien controlada, se reanuda muy localmente; los médicos hablan de "escape del sitio". Esta técnica de radioterapia estaría indicada, por ejemplo, en un paciente cuya enfermedad, controlada por terapia dirigida, todavía forma una metástasis cerebral única. Las dosis altas y específicas de rayos pueden administrarse en un número de sesiones mucho menor que el que se practica en la radioterapia convencional. La radioterapia es indolora en ese momento, pero puede causar una serie de efectos secundarios que aparecen gradualmente durante las sesiones. Por lo general, desaparecen unos días o algunas semanas después de suspender el tratamiento. Por ejemplo, los pacientes pueden experimentar fatiga inusual, deglución dolorosa, tos irritante y reacciones cutáneas (enrojecimiento, sequedad o piel húmeda). Para limitar la irritación de la garganta y el esófago, es mejor evitar los alimentos ácidos, picantes o demasiado calientes. Se puede recetar un jarabe o gel, capaz de formar un apósito esofágico. Para remediar los efectos cutáneos, es aconsejable usar un jabón cubierto y evitar la aplicación de cremas durante la radioterapia.

 

Tratamientos sistémicos

La quimioterapia implica la administración de uno o más medicamentos que son tóxicos para las células cancerosas. Este método reúne muchos tipos de tratamientos que se extienden por todo el cuerpo. A diferencia de la cirugía y la radioterapia que funcionan localmente contra un tumor, la quimioterapia puede tratar las lesiones tumorales, sean visibles o no en las pruebas de imágenes médicas. Las principales moléculas utilizadas para tratar el cáncer de pulmón son las sales de platino (cisplatino, carboplatino), vinorelbina, etopósido, gemcitabina, pemetrexed y taxanos (docetaxel, paclitaxel). Se pueden combinar y permitir al médico establecer protocolos adaptados a cada tipo de tumor y a cada paciente. Y durante todo el tratamiento, el equipo médico puede decidir cambiar la (s) molécula (s) para aumentar la respuesta al tratamiento. Con mayor frecuencia se administran por infusión intravenosa, a veces por vía oral (tabletas de vinorelbina o etopósido). Las sesiones de quimioterapia, o ciclos, tienen lugar semanalmente o cada 3 a 4 semanas, con un período de descanso entre cada ciclo. El tratamiento generalmente se extiende por un período mínimo de 2 a 3 meses. Sin embargo, su duración sigue siendo variable. La quimioterapia destruye las células cancerosas, pero también las células sanas que se multiplican rápidamente, como las que causan las células sanguíneas, el cabello o el tracto digestivo. Esta es la razón por la cual la quimioterapia a menudo se asocia con efectos secundarios: pérdida de cabello, menos resistencia a las infecciones, pérdida de apetito, cambio de sabor, náuseas y vómitos, estomatitis y fatiga intensa. . Se pueden ofrecer tratamientos farmacológicos o atención de apoyo para prevenir o aliviar estas dolencias. Cuando se suspende el tratamiento, estos efectos secundarios disminuyen o se detienen.

Las terapias dirigidas son tratamientos farmacológicos que utilizan nuevas moléculas que se dirigen específicamente a las células cancerosas o su entorno. Utilizados para el cáncer de pulmón con metástasis, no permiten la curación pero controlan la enfermedad a largo plazo en algunos pacientes.

Erlotinib, afatinib, osimertinib y gefitinib son terapias dirigidas comúnmente utilizadas en el tratamiento del cáncer de pulmón. Previenen el crecimiento tumoral al inhibir la acción de EGFR, una proteína que envía una señal de división a la célula tumoral. Estos medicamentos se recetan especialmente cuando se revela una mutación en el gen EGFR, responsable de producir esta proteína, durante un análisis molecular del tumor. Crizotinib, ceritinib o alectinib, otras terapias dirigidas, se prescriben cuando se encuentra una anormalidad del gen ALK (y para crizotinib también del gen ROS1 y MET). Hoy en día, se pueden recetar varias moléculas de terapia dirigida sucesivamente. En caso de recurrencia o si la terapia dirigida ofrecida no tiene efecto, a veces se realiza una nueva biopsia (biopsia tumoral o biopsia líquida). El objetivo es restablecer un perfil molecular del tumor para identificar otras anormalidades que podrían ser objeto de otras terapias, disponibles o en desarrollo. Estos medicamentos, administrados por vía oral durante varios meses consecutivos, tienen diferentes efectos secundarios de la quimioterapia convencional: poca pérdida de cabello y poca toxicidad hematológica. Por otro lado, las erupciones, la diarrea o la visión borrosa pueden aparecer con más frecuencia con estas terapias dirigidas. Otra categoría de terapia dirigida son las moléculas antiangiogénicas. Disminuyen la velocidad de la neo-angiogénesis, es decir, el desarrollo de los vasos sanguíneos que irrigan el tumor, evitando así que crezca. En el cáncer de pulmón, el principal agente antiangiogénico administrado es bevacizumab. Estas moléculas generalmente se ofrecen en combinación con quimioterapia "clásica".

La inmunoterapia es una estrategia terapéutica floreciente que implica el uso de las defensas naturales del paciente para combatir el tumor. El sistema inmunitario del paciente se estimula para que reconozca las células cancerosas y las destruya. Se usa en formas avanzadas de cáncer de pulmón de células no pequeñas y preferiblemente para pacientes fumadores. Además, sin poder explicarlo hasta la fecha, esta estrategia terapéutica solo es efectiva en un número limitado de pacientes. Las moléculas de inmunoterapia se administran por inyección intravenosa en el hospital de día con mayor frecuencia.

Los resultados de los estudios que comparan la quimioterapia sola con la inmunoterapia sola están comenzando a demostrar una mejor eficacia de la inmunoterapia para moléculas como nivolumab, azolizumab o pembrolizumab. En ciertas situaciones, podría ser posible recurrir a la inmunoterapia de primera línea, antes de la quimioterapia. Con respecto a los efectos secundarios, los medicamentos de inmunoterapia en general tienen menos que la quimioterapia. Dicho esto, las reacciones que a veces son graves e incompatibles con el tratamiento continuo también pueden ocurrir en algunos pacientes. Además, el uso clínico ha demostrado un efecto paradójico de la inmunoterapia: para algunos pacientes, la inmunoterapia conduce a una progresión excesiva de la enfermedad. En otras palabras, el tumor crece más rápido. Los médicos aún no pueden determinar los pacientes para quienes la inmunoterapia tendrá estos efectos nocivos.

 

Si duda en elegir entre dos tratamientos, le recomendamos encarecidamente la solución natural, porque es saludable y no tiene efectos secundarios.

Para obtener más información, comuníquese con nuestros expertos en:

Tel / Whatsapp: +22960483534

 

 

Tratar el  cáncer de pulmón de forma natural con plantas remedios para el cáncer de pulmón cáncer de pulmón y remedios caseros cáncer de pulmón y tratamiento natural cáncer de pulmón y plantas naturales cáncer de pulmón e hierbas medicinales curar el cáncer de pulmón naturalmente

Añadir un comentario