Hepatitis

Remedios naturales y plantas para el tratamiento y prevención de la hepatitis.

  • Por junior404
  • El 28/04/2020 a las 16:20
  • 0 comentario

La hepatitis es una inflamación del hígado que ocurre bajo la influencia de procesos tóxicos, autoinmunes o infecciosos. Los principales signos clínicos de la enfermedad son sensación de dolor y pesadez en el hipocondrio derecho, sensación de amargura y sequedad de boca, náuseas, eructos, falta de apetito.

En casos severos, se desarrolla ictericia, aparece una erupción en la piel y el paciente pierde peso. Las complicaciones de la hepatitis pueden ser la transición de la enfermedad a una forma crónica, cirrosis, coma hepático y cáncer de hígado. La terapia incluye el nombramiento de una dieta especial, el uso de hepatoprotectores, desintoxicación del cuerpo, tratamiento patogénico y etiotrópico específico.

Puede comprar remedios naturales contra la hepatitis en una de nuestras farmacias fito o pedir a través de la tienda en línea. La entrega se realiza por DHL en 24 horas en todo el mundo.

Para descubrir nuestro remedio natural para curar la hepatitis B y C, haga clic en la siguiente imagen 

Hépatite b et c - Remède naturel pour guérir des hépatites

Teléfono / whatsapp: +33644663730 +22990431736

  • Clasificación de la hepatitis

Los siguientes tipos de hepatitis se distinguen por el flujo:

  • fulminante: se desarrolla en pocos días;
  • agudo: tiene un cuadro clínico pronunciado, el resultado de la enfermedad puede ser una cura completa del paciente o la transición de la hepatitis a una forma crónica;
  • crónico activo: el cuadro clínico se desarrolla gradualmente, los síntomas son leves;
  • crónica persistente: el cuadro clínico se aclara, los síntomas son débiles, a diferencia de la forma activa, el paciente no empeora.

Por etiología, distinguimos los siguientes tipos de hepatitis:

  • Infeccioso Ocurre como resultado del daño hepático causado por una infección viral. Se distinguen las siguientes formas de hepatitis infecciosa:
  • hepatitis A, B, C, D, E, F, G;
  • inflamación del hígado con mononucleosis infecciosa, fiebre amarilla, paperas, rubéola, infección por citomegalovirus.
  • Bacterias Ocurre con sífilis, leptospirosis.
  • Tóxico
  • hepatitis inducida por fármacos;
  • hepatitis alcohólica;
  • hepatitis causada por envenenamiento por venenos y productos químicos.
  • Autoinmune . La inflamación del hígado es causada por una mayor actividad del sistema inmune, que tiene un efecto perjudicial en el hígado.
  • Colangiogénico. Ocurre como una complicación de enfermedades de los conductos biliares y la vesícula biliar.

Causas de la hepatitis
Las principales causas del desarrollo de la enfermedad son:

  • virus de la hepatitis;
  • uso de agua no tratada y productos contaminados;
  • trabajo en producción peligrosa;
  • vivir en condiciones desfavorables;
  • predisposición hereditaria;
  • sexo sin protección;
  • recibir grandes dosis de radiación;
  • transfusión de sangre infectada o uso de equipo no estéril para transfusión y otros procedimientos médicos;
  • abuso de alcohol
  • consumo incontrolado de ciertas drogas;
  • incumplimiento de las normas y normas básicas de higiene;
  • ciertas enfermedades autoinmunes;
  • el uso de artículos de higiene comunes en pacientes con hepatitis (por ejemplo, una máquina de afeitar).

Síntomas de hepatitis
El cuadro clínico con diferentes formas de hepatitis puede variar. Los principales signos clínicos de la enfermedad son:

  • dolor en el hipocondrio derecho, que ocurre constantemente o periódicamente;
  • sensación de amargura en la boca;
  • dolor de cabeza, mareos, debilidad general;
  • aumento de la temperatura corporal;
  • mal aliento;
  • coloración amarillenta de la piel, membranas mucosas, proteínas oculares;
  • picazón en la piel;
  • disminución del apetito;
  • síndrome dispéptico (estreñimiento, diarrea, vómitos);
  • color oscuro de la orina

Si se produce uno o más de los síntomas anteriores, debe buscar inmediatamente consejo médico y hacerse un examen. Debe recordarse que en una etapa temprana, la hepatitis a menudo es asintomática, lo que complica enormemente el diagnóstico. En ausencia de un tratamiento rápido, la hepatitis pasa a la etapa crónica, que es difícil de tratar.

Diagnóstico de hepatitis
Los principales métodos de diagnóstico de la enfermedad son:

  • interrogación y examen del paciente, evaluación del cuadro clínico de la enfermedad;
  • análisis de sangre (para hepatitis, general, bioquímico);
  • PCR: determine la presencia del virus en la sangre y su sensibilidad a las drogas;
  • biopsia hepática: se realiza en hepatitis crónica grave y en etapas avanzadas de hepatitis viral aguda, con su ayuda, se determina el grado de daño hepático y se prescribe el tratamiento.
  • Tratamiento de la hepatitis
  • La elección del método de tratamiento depende del tipo de hepatitis.

Con la hepatitis A, al paciente se le prescribe una dieta estricta, desintoxicación y terapia sintomática. Cuando el tratamiento se inicia a tiempo, el paciente se recupera completamente.

Con la hepatitis B, la recuperación completa ocurre en el 80% de los casos. Es muy importante prevenir la transición de la enfermedad a una forma crónica, ya que a menudo se acompaña del desarrollo de cirrosis. A los pacientes se les prescribe terapia básica, medicamentos antivirales (si están indicados) y medicamentos que mejoran el metabolismo. El tratamiento para la hepatitis B se realiza durante mucho tiempo, en algunos casos, después de un tiempo, es necesario un segundo tratamiento.

Una forma extremadamente peligrosa de la enfermedad es la hepatitis C, que puede causar el desarrollo de complicaciones graves, como cirrosis o cáncer de hígado. La terapia con esta forma de la enfermedad tiene como objetivo resolver dos problemas principales: eliminar el virus del cuerpo tanto como sea posible y reducir la intensidad del proceso inflamatorio para prevenir el desarrollo de cirrosis.

Con la hepatitis C, el interferón está indicado, lo que previene el desarrollo de inflamación, pero tiene una serie de efectos secundarios (disminución del apetito, debilidad general, fiebre), que desaparecen unas semanas después. inicio del tratamiento.

Debe entenderse que el interferón alfa no cura completamente la hepatitis C, pero reduce considerablemente la probabilidad de desarrollar cirrosis y mejora la calidad de vida del paciente.

Después de completar el tratamiento, cada paciente debe realizar un análisis de sangre cada mes para identificar la reinflamación oportuna del hígado.

Remedios naturales para la hepatitis.

Para mantener la salud del hígado, la medicina tradicional tiene algo que ofrecer. El uso de remedios no convencionales es un tratamiento asequible y seguro. Las plantas medicinales contienen una cantidad considerable de nutrientes que son esenciales en la lucha contra diversas enfermedades.

Hepatitis C y otras enfermedades hepáticas: recetas de medicina alternativa

A lo largo de los siglos, las personas han mantenido recetas preciosas para el tratamiento de la hepatitis C y otras enfermedades hepáticas, transmitidas de generación en generación. La eficacia de muchos de ellos está confirmada por la medicina tradicional. Una cantidad considerable de componentes vegetales es parte de los fármacos farmacológicos.

  • Zanahorias para enfermedad hepática

Zanahoria, carotenos y sol: ¿influyen en la producción de melanina?

Un remedio universal para diversas patologías hepáticas es el jugo de zanahoria recién exprimido. Es una medicina segura y asequible. La vitamina A, presente en grandes cantidades en este vegetal, tiene un efecto beneficioso sobre el hígado, lo limpia y lo restaura. Beber jugo de zanahoria fresco en dosis suficientes puede mejorar naturalmente el hígado.

  • Miel para tratar la hepatitis

Les 10 vertus du miel à connaitre !

Este producto contiene oligoelementos importantes para el hígado. La miel ayuda a eliminar la bilis, previene la aparición de procesos inflamatorios en el hígado. La miel tiene un alto efecto beneficioso en la forma crónica de la enfermedad. Antes de usar el producto, se debe considerar el nivel de jugo gástrico. Entonces, para tratar la hepatitis crónica con miel, tome 1 cucharada tres veces durante el día 1.5 a 3 horas antes de una comida.

  • Estigma de maíz

Para Qué Sirve y Beneficios Estigmas de Maíz - Dietetica Ferrer

Es una planta eficaz no solo para la hepatitis aguda y crónica, sino también para otras enfermedades orgánicas:

  • cirrosis del hígado;
  • patología de la vesícula biliar;
  • colecistitis, etc.

Para preparar una poción curativa, puede usar uno de los siguientes métodos:

Infusión Aproximadamente 1 cucharada. l la mezcla picada requerirá 1 cucharada. agua hirviendo, deje reposar durante varias horas. Tómelo en 30 minutos. antes de las comidas hasta 2-3 cucharadas. l o en la tercera parte de un vaso en 3 dosis divididas.
Decocción Para 0.5 l de agua, será necesaria 1 cucharadita de estigma de maíz. Sumérjase en el baño de agua durante aproximadamente media hora, espere 1 hora. Beba 0.5 cucharadas en cuatro dosis.
La duración del tratamiento con estigma de maíz es hasta la recuperación.

Terapia de jugo para hepatitis
Una bebida eficaz contra la hepatitis es el jugo de limón y la miel. Para cocinar, necesitas el jugo de medio limón y 1 cucharada de miel. Aún con moderación, se puede usar jugo de remolacha (un cuarto de taza 2 veces al día).

Hierbas para hepatitis
En el tratamiento de la hepatitis, se han probado las siguientes hierbas:

  • Raíz de bardana. Herramienta muy efectiva que le permite deshacerse por completo de la hepatitis en 2-3 meses. La raíz de esta planta se usa para tumores, cirrosis hepática, ayuda a combatir la colecistitis, enfermedad renal y es útil para cálculos renales y agallas.
  • Hellebore del Cáucaso (Helleborus caucasicus). El tratamiento con esta hierba debe comenzar después de un curso de terapia básica. Es una planta tóxica que destruye hongos patógenos, microbios, virus en la sangre, líquido intercelular, linfa, así que úselo con mucha precaución. Para obtener un resultado positivo, el tratamiento debe durar al menos un año. Solo el uso a largo plazo le permite recuperarse completamente de una infección en el cuerpo humano. La planta contribuye a la normalización de la actividad hepática, restaura el metabolismo. La infusión de eléboro se toma preferiblemente antes de acostarse, ya que tiene el mejor resultado por la noche.
  • Cúrcuma Esta hierba se usa para tratar una amplia gama de enfermedades con un resultado positivo. Tiene un efecto curativo y reparador en el hígado, activa el tracto digestivo, ayuda a las células hepáticas a estar saturadas de oxígeno, libera dióxido de carbono, lo que conduce a la restauración del coeficiente respiratorio en el hígado y a una disminución de azúcar en la sangre
  • Cardo Mariano. Para el tratamiento, se utilizan las semillas, raíces y hojas de la planta. Para la preparación de semillas son excelentes. Las semillas se vierten en un molinillo de café, se trituran, se vierten 0,5 l de agua hirviendo, se hierven en una caldera doble hasta que la infusión sea 2 veces más, se filtra. Tome 1 cucharada en tres dosis antes de las comidas. La duración del tratamiento es de uno a dos meses.

Uso de remedios herbales.

Los compuestos herbales para la hepatitis son una forma muy efectiva de tratar la patología. Las plantas ayudan a restaurar las funciones del cuerpo, eliminan toxinas, ayudan a normalizar la actividad celular.

Para preparar el té de hierbas, necesitará:

  • tansy
  • cola de caballo
  • mil hojas ;
  • sabio
  • montañero
  • hojas de bardana;
  • Hierba de San Juan (flores);
  • manzanilla (flores);
  • raíz de bardana;
  • raíz de helenio;
  • escaramujos
  • Tomar 10 g de cada ingrediente, mezclar, cocer al vapor en 1 litro. agua hirviendo, espere 2-3 horas. Beber 1 vaso 3 veces al día.
  • Prevención de hepatitis

Los principales métodos de prevención de enfermedades son:

  • vacunación, que debe hacerse cada 6-10 años;
  • buena nutrición, rechazo de la comida rápida y otros alimentos chatarra, introducción de frutas y verduras frescas ricas en fibra, oligoelementos y vitaminas útiles en la dieta;
  • cumplimiento de las normas de higiene (lavarse las manos antes de comer, después de cada visita a la calle, ir al baño);
  • negativa a usar artículos de higiene personal de otras personas;
  • el uso de equipos de protección personal cuando se trabaja en industrias peligrosas;
  • normalización de trabajo y descanso;
  • negativa a bañarse en tanques sucios, especialmente en presencia de cortes y otros daños a la integridad de la piel;
  • ventilación regular de la habitación, limpieza húmeda;
  • rechazo de un estilo de vida sedentario: actividad física, senderismo;
  • fortalecer las defensas inmunes del cuerpo;
  • tratamiento oportuno de enfermedades somáticas;
  • rehabilitación regular de focos de infección crónica en el cuerpo;
  • rechazo del uso incontrolado de medicamentos, todos los medicamentos deben ser recetados solo por el médico tratante;
  • rechazo del sexo promiscuo con cambio frecuente de pareja;
  • renunciar a los malos hábitos (drogas, fumar, abuso de alcohol);
  • examen profiláctico regular: esto ayudará a identificar formas ocultas de hepatitis y comenzar un tratamiento oportuno, lo que mejorará significativamente el pronóstico y reducirá la probabilidad de complicaciones.

Para obtener más información, póngase en contacto con nuestros expertos en +33644663730 +22990431736(número también disponible en whatsapp)

 

prevenir la hepatitis con recetas africanas luchar contra el virus de la hepatitis con plantas medicinales remedios naturales contra la hepatitis remedios caseros para combatir la hepatitis tratamiento natural para tratar las enfermedades del hígado

Añadir un comentario